12/9/09

ELOGIO A LOS MECÁNICOS DE LOS EQUIPOS DE LA VUELTA CICLISTA

... y a todos los que nos permiten dar vueltas con nuestras bicis urbanas

Cada cambio de alojamiento nos toca con uno o dos equipos ciclistas. Solemos llegar después de nuestra actuación algo antes que ellos después de la suya. Cada equipo suele llevar 3 coches de carrera, un camión taller, un autocar y alguna furgo que ocupan la inmediatez de los accesos al hotel. En el autocar te puedes encontrar una cocina y la zona de lavadora y el tendedero móvil y sale cada día para traerse a los profesionales de la bici después del tute. Las bicis vienen en los coches típicos que todos tenemos interiorizados con la carga de bici en el techo.
Claro, impecables las rotulaciones y los pantones de colores corporativos.

Cada día por la tarde cuando las bicis llegan, entre dos o tres mecánicos comienzan un ritual donde la armonía y la precisión se dan la mano. Nos hemos quedao más de tres ratos mirando las fabulosas estructuras de las máquinas verdes del correr sin emisiones y a los que las cuidan. Potencias, tijas a diversas alturas (cada ciclista tiene su bici a medida), cambios, pulsometros, identificadores de dorsal, livianez máxima gracias al carbono bien útil y estructurado y todo en manos hábiles que no paran durante horas de limpiar, engrasar, repasar y ajustar las fatigas de materiales y sistemas de la ecomáquina. Son auténticos doctores con todo el instrumental a punto, que cogen una bici y se la repasan con precisión cirujana, entre el potro y la caja de herramientas, a una velocidad ni mucha ni poca, pero demasiada para los normales, dándole al apriete de todo lo apretable, engrasando minimamente los rodamientos y cambiando piñones dependiendo de la etapa por llegar.

Viéndolos actuar me voy por ratos a mis colegas mecánicos de Espai Bici en BCN, templo de la bici urbana, plegables y especiales. Antes de salir instalaron el Rotor (con vídeo) en la Dahon Curve SL con cambio externo de 9 velocidades Caprio especial para peques plegables. Y no lo pude resistir y la equipé con una bolsa de Clikfix de color rojo, por lo de ser color oficial vueltero y dar servicio a trasiegos entre tienda, furgoneta y lugar de acción.

Los mecánicos de los vuelteros y los de las bicis urbaneros tocan la máquina conceptual que mueve tantas pasiones. Hoy he vivido por primera vez una etapa desde la habitación, la de Almería, y ver al personal aficionado, animando el esfuerzo humano a tope de energía muscular, sin distinguir a preferidos, me ha llevado otra vez a la utopía posible de Augé, el retorno del mito que fueron las vueltas ciclistas años atrás, su poder para ilusionar con una maquina que ahora queda pequeña ante tanta potencia para el descalabro ambiental. Mientras me leo como un banco (ahora que viven momentos especiales y han forzao al cambio complejo de nuestra sociedad, que tampoco está tan mal el hecho pero no el modo) mete publicidad en la fórmula 1 que no sirve y nunca ha servido para nada interesante para el futuro, por lo menos hasta que los bólidos dejen de escupir CO2 por un tubarro y se pasen a lo que suena como necesidad, otros sistemas de moverse sin quemar petróleo, que se acaba barato y a toda pastilla, de moverse más tranquilos y seguros y quizás mucho menos y quizás sin ninguna formula.

Compensa la suavidad, dulzura, esfuerzo y tenacidad de unos veloces a escala humana, impulsando a la reina de las máquinas, simple comparado con los sucios cohetes del asfalto circuitado. Y entre ese espectáculo con poco ruido y mucho esfuerzo aparecen falcas publicitarias de patrocinadores energéticos, para nada petroleros, y hoy también me he enterao de lo visible del Ahorra Energía del IDAE con esa llamada tan clara y algunos lemas guapos como la energía no es para gastarla sino para usarla, me parecen brillantes mientras cientos de miles de seguidores a distancia y gracias a kurrele de los cámaras, pilotos y locutores se disfrutan la etapa en directo o resumida a posteriori y ligan valores energéticos que ningún patrocinador a motor podría dar porque le bajaría el beneficio. Aupá tambien a la RENFE veloz y cercana por su premio solidario a 15 km de la meta y que todo campeón que pasa primero cede a causas nobles.

En la mesita tengo el libro de otro ciclista enamorao, que además es profesor en ingenieros telecos de la UPM y uno de los mayores expertos en tecnología solar fotovoltaica que se pueden conocer. Sobre el papel de la energía en la historia, de Eduardo Lorenzo y editado por Progensa es uno de esos libros que hay que leer una vez en la vida si uno quiere saber sobre el valor de los energético, repasar las aventuras y desventuras del pasado y soñar con los escenarios, quizás urgentes, del futuro inmediato. Como es la segunda lectura y acabo de comenzar, no recuerdo la ubicación justa de sus citas a la bici, magistrales en mis recuerdos como las dedicadas a tantos artefactos y hechos donde la energía pura o transformada nos ha hecho y sigue haciendo una especie algo especial.

Y otro mecánico de cocinas solares y bicis, el compa José Angel, ha instalado en un periquete en las dos bicis el sistema de iluminación led por imanes Reelight SL 100 Flash Compact que desde Monty, el distribuidor, nos hicieron llegar nada más solicitarlos y que han quedao perfectos tanto en la Brompton (peque modificacion iman en radios rueda trasera) como en la Dahón y que hasta hoy no se ha encontrao el rato para ello pero si se ha echao de menos en pedaladas nocturnas paseantes de dias atrás. Ahora por lo menos nos ven con esos destellos que cada medio giro de rueda se activan por un imán colocado en los radios y un cabezal cogido a un soporte colocado en el tornillo del eje de rueda y que aloja el led destelleante, rojo patras, blanco palante. Cero baterías, fijación no fácil para el hurto, siempre más vistos porque siempre se activa, en fin, y es que nos gusta mucho lucir nuestras bicis urbanas entre tanto aficionao a la carretera. Hay Reelights con dos minutos de destellos después de parar e incluso que se quedan fijos los puntos de luz, en fín, chapó a empresarios que iluminan inteligentemente nuestra vueltalsol.

Y como llevamos un sillin Duopower Ittero de esos de no tocan los piiii... le ha tocao a la Brompton con permiso de Koss, su importador y distribuidor desde BikeTech, profanar su manejable sillín debido a las facilidades de su tija para ello. Nada, con una llave allen y tres minutos listo, aunque lo halla hecho yo me lo apunto aquí para subirme al carro de aprendiz de mecánico, asignatura pendiente.

A todos los mecánicos de bicis del mundo, gracias por trabajar por esa máquina para movernos que no hace ruido, que no ensucia el aire, que gusta a todos y utilizamos muchos, que casi vuela y nos tiene ahora a muchos vuelteaos y a dos además con los cafés y las paellas sin emisiones hasta la meta final.
.


No hay comentarios: