7/9/10

DE ALICANTE A ALCOY, POR AGOST Y VISITA AL TREN

De Alicante a Alcoy, lugar donde el domingo tocó la acción “espectacular “ (para mí por el bizcocho solar más rápido de mi historia solarculinaria), y donde llegó la Vuelta. Como cada tarde un pequeño espacio de entretenimiento que se ofrece a los habitantes de la ciudad receptora.

Cuando el alojamiento me pilla en el interior apretujao urbano de la ciudad, como ha sido el caso, me busco un hotel con equipos de la Vuelta alojados, generalmente generosos en espacio parking, y junto a sus vehículos coloco el furgón, me pillo una de las bicis y contento me voy a reposar, más tranquilo.















Ya en ruta, no pude resistir la tentación al ver el desvío a Agost, tierra de ceramistas y donde según los expertos botijeros, se encuentran de los mejores del mundo mundial. Hace una par de años paré y descubrí a padre e hijo con las manos en el barro. La campaña Botijos contra el cambio climático se había ideado y ya funcionaba y mi pasión por saber más sobre la primera nevera portátil de la historia me llevo a peregrinar al lugar. Hoy no estaban, pero dejo una imagen y rotulo. Un poco de sal mezclada en la arcilla blanca característica hacen de sus botijos unas maquinas térmicas que exudan refrigerando el agua interior gracias al calor exterior, la corriente de aire clave y su posicionamiento en lugar sombreado.

Lo que son las cosas, yo como admirador de las Vías Verdes, que conectando por carretera de interior el destino, me oteo señales de posible vía para el placer del pedaleo, de nombre Verde, como el color que simboliza la máquina y oleeee.

Y si, acierto, paro contento y pillo a dos ciclistas noveles de los buenos, Juan e hijo, saliendo de túnel y rumbo, ayudando al zagal, hasta donde lleguen. Me cuenta el padre que es la Vía Verde del Maigmó, que sale de Agost y recorre 22 km. Se quejan de que falta sombra, menos mal de los túneles. Sigo subiendo y pierdo el trazado. Me informo en la web de Vías Verdes, donde me entero de que allá por tiempos confusos antes de la guerra civil, se llegaron a proyectar 66 km de tendido para ferrocarril rumbo a Alcoy y que este nunca recibió raíles, quedando la obra hecha, con túneles y vertiginosos puentes, en fin, menos mal que aquella inversión ahora sirve para el disfrute sin emisiones de todo el que guste de caminar y moverse sobre ruedas, gracias a la remodelación con recursos públicos desde la Fundación Vías Verdes.

Poco antes de llegar a Alcoy me conecto con la radio y mira por donde suena un programa de nombre Escribano Palustre ( que dada mi ignorancia con lo vivo, hasta que no he echado mano del buscador universal no sabia que era el nombre de un pequeño pajarillo y me sonaba a entorno quijotesco).
Me quedao encantao, sólo con interferencia de la voz asistente del gps, hasta que lo he parao dejando a las ondas llegar mejor a mis oídos, y flipao porque le toca el programa a las diversas gentes de colectivos que conforman la Plataforma Rural, y no pierdo detalle de lo que comentan agricultores, artistas, gestores, microempresarios, etc. Agricultura ecológica, gestión del territorio, alternativa a la urbanización global, respeto social al ciudadano rural, reconocimiento de sus labores, verdades sobre el control de la alimentación por multinacionales, todo suena con claridad y altos valores. Con preguntas tranquilas del director del programa, Benito Pinilla, respuesta directas. Referencia el y su programa, nuevas por completo para mí, y lo recomiendo sin atisbo de duda.

Luego pillo el web del programa, que es nuevo en Radio 3 de RNE, del curioso nombre leo: es un ave, que es tan pequeña y pesa tan poco que casi nadie se había fijado en ella. Escribano palustre. No llega a los 25 gramos de peso y no pasa de los 15 centímetros de longitud. Se le puede confundir con un simple gorrión pero es el ave del año 2009 para la Sociedad Española de Ornitología, la SEO. Este nuevo programa pretende ser como un gorrión que se dedica a escribir o hablar para conservar. Calidad de vida, medio ambiente y ciencia serán nuestras preocupaciones dominicales. Chapó, chapó, y más cuando pillo en el hotel el postcad completo de lo oído a medio día, y todos los hechos hasta el momento, ole, ole, tecnología.

Y embedo el vídeo, pa dejar aquí honores por el buen rato pasado en ruta y los por llegar.


Más moral que el alcoyano, siempre cuando joven lo interprete el dicho como de oeste pistolero. Curiosa orografía tiene Alcoy, quizás llegar hasta el lugar y hacer cosas en el bien vale el elogio a la moral de los locales, no se ni he preguntao. Puentes sorteando los barrancos sobre los que se asienta. Y en busca de huevos para bizcocho sin emisiones me encuentro con las vías del tren. Como salían algunas malvas lo intuyo en desuso, pero no, siguiendo sus lineas llego a la estación, cedidas sus instalaciones para la sede de la Cruz Roja local, me voy directo al horario y si, llega el tren de vía ancha. Que a esas altura y luego confirmado, nada de electrificación.

 
Pues bien, es curioso verse que allá finaliza la linea que sube desde Xativa y Valencia. Y tiene foto el final de vía. Aparecen viajeros, aprovecho para tirar fotos de arqueología ferrocarrilera, y mira por donde oteo un ciclista. No lo resisto, y va y resulta que es un viejo conocido, aunque no pasa de los 40, de cuando anduve por tierras de Castellón, pero ademas es un agitador político y me cuenta delicias de la historia del tren y de como ganó el asfalto. Seguimos con aventuras de estaciones cercanas, de como los terrenos donde muere el tren no fueron cedidos hasta hacia poco, y me relata sobre la curiosa clase política de la comunidad el emocionante calendario electoral y judicial que esta por llegar. Le acompaño a alogar su bici en el compartimento de la que al llegar fue cabeza de tren, le comento sobre la campaña reivindicativa de ConBici, la de Bicis al Tren, en las bicis y el tren son matrimonio perfecto para el disfrute de la vida cicloturista y por ello hay que adecuar espacios y servicios. De paso y por ello se clama paralelo por el NO AL CIERRE DE LINEAS DE TREN y nos despedimos.

Con los huevos en la mano, bueno en la cesta de la bici y El País (culto en papel dominical) me voy a la zona del espectáculo que se presenta con poco sol pero veremos. Me meto en pizzeria de nombre interesante pero de contenido na destacable y entre aceituna y mozarella me devoro la prensa. Deja que coloque lo más destacao leído en diagonal. Equo es en nombre de la Fundación donde el activismo ecologista comienza su camino a la política activa, Juantxo y todo el colectivo ya caminan hacia el sueño de un partido verde de verdad, laico y republicano, osea, que me apunto sin pensarlo. Un poco después aclaro las ideas sobre la situación del sucio carbón estatal, y me entero de que se acaban las ayudas publicas, vaya casualidad, firme la Declaración de Cortes donde uno de los puntos era, acabar con ellas y dignificar el trabajo de los ahora mineros reconvertidos a trabajadores de lo limpio y renovable. A los encerraos los entiendo, reivindicar justicia social es necesario para su futuro, al mismo tiempo brindo por la decisión política, lastima que impulsada en Bruselas. No se, pero me da por ya leído en otro lugar, el artículo de Jeffrey D. Sachs, que describe como miden en Bután la productividad, con el PIB (Producto Interior Bruto) sino con el GNH siglas en ingles del indice de la Felicidad Nacional Bruta, y copio el final: La tradición budista de Bután entiende la felicidad no como un apego a los bienes y servicios, sino como el resultado de un trabajo serio de reflexión interior y compasión hacia los demás. Bután está embarcado en un viaje así de serio. El resto de las economías del mundo deberían hacer lo mismo. (...leído en las páginas malvas de economía y por cierto Sachs es además de profe del tema, asesor de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Ya se lo he comentao a Eva, la vecina del stand de la campaña Sin Excusas 2015.)
Le he echao huevos a la masa, frescos y locales, nada más intuir que disponía de 1 hora de sol, con la dulce amenaza de nubes. Y ha salio un bizcocho tremendo y si no que se lo pregunten a los vecinos. La receta ha sido una reducción de la clasica, (3 en vez de 5 huevos, 300 en vez de 500 gramos de harina...) pero ha subido en poco más de 40 minutos, lo he dejao enfriar y el personal habitual y alguno nuevo ha comenzado a encajar mejor que esas parabólicas del final sirven para deleite de los sentidos. Mientras este mundo avanza hacia lo incierto, lo cierto que es el sol y los buenos ingredientes (gracias Vegetalia y BioSpirit, bodegón final) sólo dan bondad.

 Y mira por donde y pa finalizar que el mismo día acababa la expo A la mesa,  diseño y comida donde una alSol K10 ha estao en primera fila rodeada de virguerías para eso del comer, si te pica el gusanillo, aqui el catálogo interactivo de la expo y el dossier en pdf. ¡ Que te aproveche !

Tarragona sigue en el ruta, después Vilanova y de aquí a otro país, Andorra. Me faltan las tres paradas anteriores que cuelgo mañana y los datos de un hotelillo con encanto, entre otros.
Manolo Vílchez

 -

No hay comentarios: